Preguntas que le puedes hacer a tu médico
[Ir al contenido]

Preguntas que le puedes hacer a tu médico

Revisado por: Steven Dowshen, MD

Lo más probable es que estés acostumbrado a responder a las preguntas que te hace tu médico, no a hacerle tus propias preguntas. Pero tú también tienes derecho a hacerle preguntas. De hecho, deberías hacérselas: Se trata de tu cuerpo.

Estas preguntas te pueden ayudar a iniciar conversaciones sobre preocupaciones y problemas frecuentes relacionados con la salud. Tal vez te interese hacer una lista y llevarla a la visita con tu médico. No hace falta que le hagas todas esas preguntas, ni tan siquiera una de ellas, pero las puedes usar a modo de guía.

Preguntas para establecer una comunicación abierta con tu médico:

  • ¿Mantendrá la información que yo le dé con la máxima confidencialidad?
  • ¿Está bien que mis padres no estén presentes en la consulta?
  • De ser necesario, ¿puedo concertar hora de visita sin que lo sepan mis padres?

Preguntas sobre enfermedades o síntomas:

  • ¿Qué me pasa?
  • ¿Puede hacerme un dibujo o enseñarme qué es lo que no me funciona bien?
  • ¿Cuáles son las causas de este tipo de problema?
  • ¿Es grave?
  • ¿Habrá algún efecto duradero de este problema?
  • ¿Puedo contagiar esta enfermedad a otra persona? En caso afirmativo, ¿cómo y durante cuánto tiempo?
  • ¿Hay alguna actividad o algún alimento que deba evitar?
  • ¿Cuándo puedo volver a ir a mi centro de estudios o al trabajo?
  • ¿Cómo puedo evitar que me vuelva a pasar?

Preguntas sobre los medicamentos:

  • ¿Cómo actúa este medicamento?
  • ¿Qué me pasará si no me lo tomo?
  • ¿Debería dejar de medicarme si me vuelvo a encontrar bien?
  • ¿Cuáles son sus efectos secundarios?
  • ¿Durante cuánto tiempo lo debo tomar?
  • ¿Y si me salto una dosis?
  • Si no noto ninguna mejoría, ¿cuánto tiempo tengo que esperar antes de llamarlo?

Preguntas sobre pruebas y tratamientos:

  • ¿Por qué es necesario que me haga esta prueba?
  • ¿Me la tengo que hacer pronto o puedo esperar?
  • ¿Qué me pasará si no me hago la prueba?
  • ¿La prueba implica asumir algún riesgo?
  • ¿Me dolerá?De ser así, ¿hay alguna forma de aliviar el dolor?
  • ¿Puede hacerme la prueba o el tratamiento en su consultorio o tendré que ir a un laboratorio o a otro tipo de instalación?
  • ¿Cuáles son sus efectos secundarios?
  • ¿Cómo me debería preparar para la prueba o el tratamiento?
  • ¿De qué efectos secundarios o cambios le debería informar?

Cuantas más preguntas hagas, más cosas descubrirás sobre tu cuerpo. Y, cuando sabes lo que te está pasando en el cuerpo, puedes controlar mucho mejor tu salud: tanto ahora como en el futuro.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2018